Iritzi artikulua: Lunes de insurrección

1237914998457_fLunes de vuelta. Medios y noticias entre nervios, cascada de comunicaciones. Hemos perdido la cuenta, ¿cuantos son? Lamentablemente esta vez no es para proponer, construir u organizarnos. Ahora, toca defendernos y responder. Han vuelto los militares, si alguna vez se habian ido, despejando dudas en torno a su presencia y utilidad en nuestro país, creadas desde y para el circo medíatico de la política del posturero y maquillaje. Allí donde para ser mas de aquí, hay que aprender a decirlo en inglés. Decir no es hacer y hoy seguirán diciendo sin hacer nada, sólo colaborar desde su legalidad.

Resurge para golpear de nuevo la organización represiva y criminal, y claro está que el golpeo una vez más es diseñado y calculado. Tiene diferentes versiones; militar, politica y mediática, nada nuevo. Sólo responde a unos intereses concretos de un estado a la deriva que hace y deshace al antojo de unos pocos. Tirando de “losh hilillosh” llegamos a la administración de Esperpento Rajoy, un retrato de presidente que miente hasta en la edad y no le creen ni en el graderio facha. Esos, los principales responsables de cada ataque, recorte, robo, imposición…nos ningunean ahora con más detenciones, interrogatorios, humillaciones, registros, calabozos y cárceles. Desde el convencimiento que su estrategia de manipulación y violencia está en via muerta, esperemos se agilice la desconposición de este cadaver político llamado España. Esta empresa por la seguridad de lo establecido utilíza el poder y las armas contra el enemigo más fácil, en este caso personas de un pueblo que trabaja así mismo por sus gentes, por eso les declaran enemigos. La actividad con las trabajadoras, vecinas, colectivos y organizaciones y desde abajo es criminalizado. El trabajo asociativo, organizativo, creativo y solidario es secuestrado. Una vez más.

Ante otra operación para desmantelar estructuras populares, únicamente nos queda defender atacando. Tenemos las armas no sólo para defender sino para atacar; organización, compromiso y respeto a nuestra gente. El estado cada día más débil, no tiene armas suficientes aunque seguirá intentando desgastar la fuerza organizativa y el cambio. Sus estertores, que sin duda nos hacen daño, serán bocanadas nuestras de aire nuevo y en libertad. Un aire transformador y creativo que nos hará dar pasos en la construcción de esa nueva casa que estamos proyectando conjuntamente. Los cimientos son la base y de momento ahí estamos, construyendo una amplia mayoría para empezar a subir. Y para eso tenemos que estar tú, yo y la de al lado.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s